Activación de la Glándula Pineal - Brujito Maya
2134
post-template-default,single,single-post,postid-2134,single-format-standard,bridge-core-2.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-25.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Activación de la Glándula Pineal

Activación de la Glándula Pineal

Por Gabriel Rugiero, el Brujito Maya

Brahmarandhara significa “el hueco de Brahman”. Es la morada del alma humana según nos enseña el Swami Sivananda. También se lo conoce como “Dasamadwara”, la décima abertura o la décima puerta. El Brahmarandhara es el sitio hueco existente en la coronilla, conocido como fontanela anterior en los recién nacidos. Se halla entre los dos huesos parientales y occipitales. Esta parte es muy blanda en los bebes. Cuando el niño crece, esta parte desaparece al crecer los huesos de la cabeza. Brahma creó al cuerpo físico y entró (Pravishat) en el cuerpo para iluminar por dentro a través del Brahmarandhara. La glándula pineal, también llamada epífisis, se encuentra exactamente a la mitad del cerebro, entre la frente y la nuca, más o menos a la altura de las cejas. El nombre de esta glándula se debe a su forma semejannte a la de una piña de pino. Corresponde al sexto chakra, llamado Ajna Chakra, representado como una flor de loto blanca con dos pétalos. Se la identifica como “el tercer ojo”, el portal hacia los otros mundos. Durante miles de años los yoguis han meditado sobre este chakra para despertar sus sidhis, poderes místicos, que le otorgaban al sadhu el don de la visión.

La activación de la glándula pineal nos abre al conocimiento de otras dimensiones, al despertar espiritual, y situa a la persona en una verdadera consciencia.

A esta glándula se le adjudica la producción de melatonina, la hormona del sueño, y no es una relación ya que es durante las horas de sueño donde nuestra mente se desconecta de la realidad objetiva y la representación del mundo lineal, para acceder a universos oníricos fuera de las leyes del espacio y el tiempo. Por eso se dice que la glandula pineal es un portal a otros mundos, otras realidades existentes.

Según el neurocientista Joe Dispenza, activar la glándula pineal nos permite el acceso a otras realidades de nuestra existencia, donde yace la paz auténtica: “el estímulo que se crea es la energía que se mueve desde el cuerpo hasta el cerebro y la persona en esos momentos está literalmente en otro mundo en otra dimensión, por esto la glándula pineal es conocida como el tercer ojo. Simplemente te deja en cierto estado de felicidad porque la glándula pineal se encuentra activa, es un momento profundo donde sientes un amor tan intenso y magnífico que te inclinas a prestar atención a las imágenes que aparecen en nuestra mente, y nos importan menos cosas como la política, conflictos externos, incluso nos importa menos quien es famoso y quien no, porque te das cuenta que ya somos eso y más”.

¿Cómo activamos nuestra glándula pineal? Meditando de manera asistida y con acompañamiento de un terapeuta idóneo en el tema. También a través de diferentes asanas, posturas de yoga, que con la repetición sistematica y consciente activan este chakra. Existen diferentes técnicas de activación de la glándula pineal que utilizan la geometría sagrada y símbolos que activan nuestra memoria inconsciente conectada a esta glándula.

Te intereso esta nota? Escríbeme tus comentarios  a brujitomaya@gmail.com

Instagram @brujitomaya

No Comments

Post A Comment