Aprendiz de Brujo - Brujito Maya
2225
post-template-default,single,single-post,postid-2225,single-format-standard,bridge-core-2.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-25.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Aprendiz de Brujo

Aprendiz de Brujo

Los antiguos secretos de la hechicería para convertirte en un Chaman

Por Gabriel Mariano Rugiero/ Instagram @brujitomaya

 

El Chamanismo es el arte de gobernar la energía sobre la materia. El brujo o hechicero, es una persona que posee un bagaje de conocimientos que le permite modificar la realidad, que tiene poderes sobrenaturales, mágicos. Pueden contactarse con los espíritus de antepasados, curar enfermedades, predecir el futuro o incidir sobre las condiciones meteorológicas, propiciando lluvias para obtener una abundante cosecha, incluso atraer prosperidad a su pueblo. El Gran Espíritu se manifiesta a través de él. Habla lenguas extrañas, que desconoce, se comunica con los árboles y otros espíritus de la naturaleza. Sabe interpretar los signos de las estrellas. Puede manifestar el poder de bilocación, es decir, encontrarse en su cuerpo físico en más de un lugar a la vez, simultáneamente. Puede leer el pensamiento y alma de las personas.

 

 

Carlos Castaneda, autor de “Las enseñanzas de Don Juan” dice que: un maestro nunca busca aprendices y nadie puede solicitar sus enseñanzas. Lo que señala al aprendiz es siempre un augurio. El guerrero que este en la posición de volverse un maestro debe andar siempre despierto para así coger su centímetro cubico de suerte. Cuando un hombre común y corriente está listo, el poder le consigue un maestro, y se hace aprendiz. Cuando el aprendiz está listo, el poder le consigue un benefactor y se hace brujo.

Tarde dos años en escribir “Aprendiz de Brujo”, mi último libro. Fue todo un viaje de recapitulación en sí mismo. Mis treinta años de relación con el chamanismo y sus diferentes etapas de aprendizaje. Cada vez que no avanzaba y se trababa la escritura lo tomaba como parte del proceso, había algo que aprender ahí y por eso me bloqueaba, algo que no estaba escuchando y que tenía que ser parte del libro. “Escribe como un Brujo”, decía Don Juan, y eso trate de hacer. En estas páginas hay magia. El libro está vivo. Durante toda la escritura sentí la presencia de seres invisibles que me iban dictando la trama, duendes, hechiceros, ellos se escribían a sí mismos. Era como si el libro guardara secretos que desde otro plano querían que fueran revelados. Tarde dos años en escribirlo, pero treinta años en vivirlo. En estas páginas relato mi viaje y aprendizaje en México con grandes chamanes y maestros, también las experiencias en nuestro norte Argentino, Salta y Jujuy, y todo el legado de los pueblos originarios y la ruta del Qhapac Ñan. “Aprendiz de Brujo” es mi propia historia, mi propio viaje de auto- búsqueda. No hay dos viajes iguales, cada uno debe encontrar el suyo. La vida te va llevando, te va mostrando el camino. Como me dijo una vez un chaman: “entiende la vida como un misterio, vive tu vida como si cada acto fuera mágico y sagrado”. El viento es viento porque está en movimiento. Si no estuviera en movimiento, no sería viento. Gracias a que el viento está en movimiento, yo puedo volar. (La sabiduría del Águila, del libro Aprendiz de Brujo, de Gabriel Mariano Rugiero).

Publicado en la edición impresa de DIARIO POPULAR, el 18 de febrero del 2024
¿Te intereso esta nota? Escríbeme tus comentarios a brujitomaya@gmail.com

No Comments

Post A Comment