Carl Jung y el fenómeno Ovni, un análisis psicoanalítico del tema - Brujito Maya
2096
post-template-default,single,single-post,postid-2096,single-format-standard,bridge-core-2.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-25.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Carl Jung y el fenómeno Ovni, un análisis psicoanalítico del tema

Carl Jung y el fenómeno Ovni, un análisis psicoanalítico del tema

Por Gabriel Mariano Rugiero/ Instagram @brujitomaya

 

En mi estudio e investigación sobre la temática extraterreste, descubrí un revelador ensayo escrito por el celebre psicoanalista Carl Jung, llamado “Sobre cosas que se ven en los cielos”, publicado en 1958. Me impacto de entrada que, ya en la década del 50, el tema extraterreste sea tan vigente como para despertar el interés de la comunidad científica y ocupar muchos debates sobre el fenómeno. En Principio Jung manifiesta sus temores al tocar este tema, que tiene tantos adeptos y detractores: “debo correr el riesgo por mi cuenta y apostar en el juego mi reputación, laboriosamente conquistada, de veraz, digno de confianza y capaz de discernimiento científico”. En su ensayo separa los hechos concretos, de las opiniones y dichos subjetivos. Para referirse a los platillos voladores Jung usa la sigla UFO, en ingles Unidentified Flying Object, cuya traducción es Objetos Voladores no Identificados. Jung plantea que no podemos negar la existencia física de esos avistamientos sobre los cielos, y empieza a documentar casos sobre los que estudio, citando un informe de Eward Rupplet, el ex jefe de la Oficina de los Estados Unidos de Norte América, encargada de las observaciones de los UFOS: “se ve algo, pero no se sabe que cosa sea”. Esta frase es contundente, porque el mismo gobierno de los EEUU admite que los platillos voladores existen, aunque desconoce su origen. Luego Carl Jung se dedica a exponer los casos de avistamientos de ovnis y su confirmación por radar, conversando con el profesor Max Knoll, un especialista en este terreno y profesor de electrónica en la Princeton University y en la Techniscen Hochschule de Munich “en todo caso, parece que se han registrado casos dignos de crédito, en los cuales la observación visual fue simultáneamente confirmada por el eco del radar”. Definitivamente “algo hubo ahí” en el momento de los avistamientos. El psicoanalista continua analizando con detenimiento las características de los ovnis: “por regla general , los ufos son cuerpos lenticulares, también oblongos o en forma de cigarro, que muestran diversos colores o que resplandecen con brillo metálico, cuyo movimiento pasa de la quietud a una velocidad de unos 15.000 kilómetros por hora, y en ciertos casos la aceleración es tan violenta que si los tripulara algún ser parecido al hombre este quedaría muerto inmediatamente. Su trayectoria de vuelo describe ángulos tales que solo un objeto sin peso podría describirlos”, plantea Jung. Continua analizando el movimiento de las naves extraterrestes: “zigzaguente, se elevan a grandes alturas o realizan acrobáticas evoluciones ante las narices de los excitados pilotos” (de los aviones que dan testimonio de su avistamiento). Desde el punto de vista psicológico, Jung explica que, mas allá de los objetos voladores no identificados, las proyecciones que el ser humano hace sobre el tema es individual, y que todas las historias y argumentos que se tejen sobre ellos corren por nuestra parte y no siempre se ajustan a la realidad. ¿A que vienen a visitarnos los extraterrestes? ¿Qué interés tienen sobre nosotros? ¿Vienen a explotar los recursos naturales y minerales del planeta? ¿Somos sujetos de su estudio? ¿hacen experimentos científicos y operaciones genéticas con nuestros cuerpos? ¿O vienen a traer un mensaje de paz para evitar las guerras nucleares y la auto- destrucción de la raza humana? Jung expresa que estas y otras preguntas no pueden ser respondidas con bases sólidas y que solo son teorías y proyecciones de nuestros psiquismo.

Publicado en la edición impresa de DIARIO POPULAR, el 18 de Junio 2023

¿Te intereso esta nota? Escríbeme tus comentarios  a brujitomaya@gmail.com

No Comments

Post A Comment