Pruebas de tecnología extraterrestre y los viajes interdimensionales - Brujito Maya
2245
post-template-default,single,single-post,postid-2245,single-format-standard,bridge-core-2.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-theme-ver-25.4,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Pruebas de tecnología extraterrestre y los viajes interdimensionales

Pruebas de tecnología extraterrestre y los viajes interdimensionales

Por Gabriel Mariano Rugiero/ Instagram @brujitomaya

Para viajar interdimensionalmente se necesita algún tipo de tecnología que permita la emisión, y otro elemento que funcione como receptor. Analicemos un poco este concepto. Cuando hablamos de viajar, lo pensamos desde nuestra concepción tridimensional, alguien se desplaza en el espacio, de un punto a otro en una línea y este recorrido lleva determinada cantidad de tiempo. Es decir que los viajes tridimensionales podríamos encuadrarlos en dos ejes uno horizontal (la distancia lineal de un punto a otro) y otro vertical (el tiempo lineal para recorrer esa distancia). Cuando viajamos tridimensionalmente podemos decir que nos movemos en dos líneas de espacio tiempo. Cuando hacemos un salto cuántico a otra dimensión, tenemos que sumarle un nuevo eje. Como cuando tenemos una telecomunicación a través de algún dispositivo, una videollamada por celular por ejemplo, nuestra imagen es captada por un dispositivo tecnológico, descompone nuestra imagen y sonido en ondas, estas ondas viajan por el espacio, tiempo, éter, y es recibido por otro dispositivo que reúne las ondas y le da forma. Para expresarlo de manera que podamos comprenderlo, algo similar sucede con los viajes interdimensionales. Alguien en un espacio- tiempo- dimensión que se encuentra en un punto, se transforma en energía, viaja interdimensionalmente, y es sintonizado por un receptor, que vuelve a transformar la energía en forma, en otro espacio- tiempo- dimensión. Las “carteras de los dioses” (título del libro de Patricia Julio) que encontramos en numerosas estatuas, grabados y monumentos de la antigüedad, en diversas civilizaciones, podrían tratarse de un dispositivo de alta tecnología extraterrestre que es capaz de recibir las ondas, configurarlas en el presente espacio tiempo, y luego revertir el proceso para volver a su destino de origen. Lo que pensábamos como ciencia ficción en Viaje a las estrellas, con los tubos de teletransportación, podría ser una realidad que poseen civilizaciones extraterrestres con una tecnología científica claramente superior.

 

El mismo fenómeno lo podemos equiparar con la comunicación telepática. Alguien se enfoca en una persona, emite una onda- pensamiento, es recibida (un receptor) por otra persona que está en sintonía, canaliza esa frecuencia de onda y la decodifica en un pensamiento- forma. Para que se establezca la conexión tanto emisor como receptor deben estar sintonizados. Si alguna de las dos partes se encuentra sintonizado en otra “frecuencia de onda” no se produce la telepatía, es decir la transmisión simultanea de pensamientos- forma. Yendo un poco más allá, no es necesario viajar materialmente (con nuestro cuerpo fisco) lo cual implica una gran inversión de energía. Se puede realizar un viaje intermidensional de manera holográfica a través del pensamiento- forma con idénticos resultados. Esto es lo que sucede la mayoría de las veces con la presencia y avistamientos de seres extraterrestres. Seres interdimensionales que se proyectan holográficamente y se materializan en otro espacio- tiempo- dimensión. Las carteras que Patricia Julio investiga e ilustra en su libro podrían tratarse de un dispositivo de alta tecnología extraterrestre que les permitiría a estos seres viajar de una dimensión a otra.

 

Publicado en la edición impresa de DIARIO POPULAR, el 24 de marzo del 2024
¿Te intereso esta nota? Escríbeme tus comentarios a brujitomaya@gmail.com

No Comments

Post A Comment